«La celebración más importante del mundo» por Betsaida Ramos

Hace unos días hice un pequeño experimento, pregunté a todos mis contactos cuál es la importancia de la Navidad para ellos, en su mayoría la respuesta fue: “Porque me reúno con toda mi familia”, “Por la cena navideña”, “Porque me reencuentro con viejas amistades” y miles de respuestas muy emotivas, pero desenfocadas del verdadero sentido de la navidad.

Es muy doloroso para mí que el mundo haya perdido su verdadera importancia, el regalo que nace en esta fecha fue tan grande que no encuentro razón como es que se volvió una tradición sin su nombre.

Las mentiras navideñas más grandes

La navidad no son regalos, no es una cena, no es una reunión familiar, la navidad no es Santa Claus, la navidad no es un reno y mucho menos es una reunión de drogas y alcohol.

La verdadera navidad existe desde el momento en el que Dios envía un regalo al mundo, cuando decide hacerse hombre y baja a la tierra solo por amor, un amor sincero y puro, la navidad es Jesús.

Los regalos son parte de la celebración de su nacimiento, pero ningún regalo suplanta el valor de su vida.

La navidad no es una cena ni una reunión familiar, pero podemos reunirnos a honrar su vida. Una cena sin su nombre es la que estamos acostumbrados a tener. ¿Qué te parece si ahora lo hacemos diferente, que la conversación sea cuán importante es él para nosotros, cómo nos ha rescatado y cómo nos ha liberado. Invita a Jesús a tu cena.

El mejor regalo que le puedes dar a tu hijo o cualquier niño que amas es Jesús, es un regalo que estará con Él siempre, lleno de amor y misericordia cuidando su vida en cada etapa.

La Navidad significa ‘nacimiento’, el nacimiento del Rey de amor, el nacimiento de Jesús, aquel hombre que dio su vida por pecadores, ese hombre que nos habló y nos enseñó el verdadero amor, ese hombre que predicó con su vida, aquel hombre que con sus palabras ha transformado naciones y ha impactado el mundo.

457total visits,1visits today