«¿Cómo logro mantenerme firme?» por Mariagenesis Ramos

«La clave para la victoria, para nosotros que ocupamos este templo triangular, es entregarnos diariamente, tal vez media docena de veces al día, al control del Espíritu Santo, sobre nuestras vidas.» – Beth Moore
Me causó mucha risa cuando leí lo que ustedes acaban de leer arriba, entregarme media docena de veces al día al control del Espíritu Santo, media docena de veces, pero luego de que procese lo que acababa de leer me dije: «esto es tan necesario y real, lo debo de aplicar». A lo que se refiere Beth cuando dice esto, es que nosotros somos tan débiles carnalmente a diario que la única forma de no caer una y otra vez es entregarnos por completos a Dios a cada momento, en cada hora, cada minuto y, si es posible, a cada segundo, porque en nuestras fuerzas no podremos. Ahora quiero que leas lo siguiente: «Una re dedicación diaria no es para asegurarnos que nunca caeremos, sino que nos ayuda a desarrollar la mentalidad que cada día es un nuevo día, una nueva oportunidad de seguir a Cristo. La obediencia a Dios no es una dieta que rompemos repentinamente, es algo a lo cual nos volvemos a comprometer cada día, independientemente de cómo nos fue el día anterior. La vida victoriosa no es algo a lo que se llega en un momento, es la procura de vivir un día victorioso a la vez, hasta que el sol se oculte las suficientes veces como para comenzar a formar hábitos victoriosos. Deje de culparse por no tener dominio propio.» – Beth Moore
Me encantó. Si bien es cierto es difícil mantenernos firmes ante las tentaciones que el enemigo pone en nuestro camino, también es necesario saber que con Cristo todo lo puedes, que el estar entregando constantemente tu vida al Espíritu Santo para que este sea tu guía no quiere decir que jamás fallarás, pero sí quiere decir que deseas con todo tu ser no salir de su voluntad y que reconoces que fallas, pero que no hay mejor voluntad que la suya para nosotros. Creo con todo mi corazón que Dios desea cambiar no sólo nuestro camino para que dejemos de fallar, si no que desea cambiar nuestra mente y poner en nosotros su mente.
Mantenerse firmes no es fácil, pero podemos lograrlo si nos rendimos por completo a la autoridad de Dios, él es bueno y siempre va a querer lo mejor para ti, recuerda que la biblia dice que sus planes son de bien para tu vida, son planes con esperanza, no olvides que Dios te ha dado dominio propio y puedes empezar a ponerla en práctica de a pocos, es un proceso que va a requerir tiempo y paciencia, pero lo puedes lograr.
Ahora quiero compartir esto contigo: «A través del poder de su Espíritu Santo por medio de la autoridad de su palabra, somos fortalecidos para decir no a las cosas que no nos convienen y para decir sí a la libertad. Cuando nos rendimos a la autoridad de Dios, le invitamos a que tome el control, y él es quien lo hace tal y como nos dice su palabra» – Beth Moore
Esto es muy importante para mí, cuando estuve en el proceso con mi mentora ella siempre me decía «no tienes tiempo para nada», haz tus quehaceres y tus responsabilidades y luego en tus ratos libres mantén tu mente ocupada, lee algún libro, lee la biblia, alaba, escucha prédicas, pero no te permitas estar sin la mente ocupada de lo que Dios desea para ti, es muy importante que tengas palabra en tu mente, textos bíblicos que hablen de quién eres en Dios, de qué es lo que Dios quiere para ti, ya que el enemigo ataca siempre primero en la mente y, si la encuentra libre, tomará posición.
No olvides Salmos 1:2-3
 «Dios bendice a quienes aman su palabra y alegres la estudian día y noche.»

762total visits,1visits today