«Si me amaras como a lo que temes perder» por Maritza Santis

Hace unos días, viví una situación que me estaba afectado, tan solo imaginar que la persona en la cual estaba pensando, ya no estaría, me descomponía totalmente.

Esa mañana, llorando rumbo a mi trabajo, empecé a llorar y le decía a Dios….Padre, tú conoces mi corazón, permíteme estar más tiempo a su lado. Me quebré en llanto, lloraba como si hubiese muerto, en ese momento Dios habló a mi corazón y me dijo: “Si me amaras, como amas a lo que temes perder, no sufrirías, a diferencia que yo he prometido quedarme contigo por toda una eternidad”.

En ese momento reaccioné, entendí lo cierto en sus palabras, si mi confianza estuviera plenamente en Él, que lo es todo, omnipresente, omnipotente, omnisciente y ello quiere decir:

  1. Puede estar presente en todos lados de forma simultánea.
  2. Tiene poder ilimitado
  3. Tiene todo el conocimiento y lo sabe todo.

A este Dios lo  he reconocido como mi Padre,  me escogió desde antes de nacer, me ama tanto que dio lo más preciado por mí,  soy la niña de sus ojos, me ha nombrado reina y sacerdote.

Tiene todo bajo control aún de aquello que nosotros no logramos dimensionar, tal como dice su palabra: Planes de bien tengo para tu vida y no de calamidad (Jeremías 29:11)

No es fácil, lo sé. Es la decisión más sabia que he podido tomar: Dejar que se Él que se encargue y tome el control, aun así de lo que amamos.

Si llegaste a leer esto y estás pasando por un momento difícil, aférrate a esta palabra:

Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar. Jeremías 29:11

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

Santiago 1:12


428total visits,1visits today